martes, 28 de octubre de 2014

Momias de oreo para Halloween


Llevo días buscando ideas para hacer algo para Halloween, la verdad es que para mi es una fiesta que no me gusta nada, pero la semana pasada mi sobrino me dijo que vendría a casa a merendar, y textualmente me dijo "tía, prepara algo que voy", ahí queda eso. 
La verdad es que puedes encontrar infinidad de cosas chulísimas, con un arte y una imaginación que te sorprende, pero yo no quería complicarme mucho. Estas galletas las puedes encontrar en muchas páginas, son muy fáciles de hacer, incluso los niños pueden divertirse ayudándote. 

Sólo necesitais dos ingredientes más lo que querais utilizar para los ojos, incluso si no teneis brochetas o palitos para simular una piruleta podeis dejarlo tal cual. Os dejo las mías, todavía estás a tiempo de comprar los ingredientes y prepararlas para el fin de semana.





Ingredientes:
  • Galletas Oreo (las mías doble crema)
  • Chocolate blanco para fundir
  • Bolitas de chocolate para los ojos (yo he usado lacasitos y conguitos)
  • Brochetas o palitos de piruleta


Así lo hago yo:
  • Abrimos las galletas con mucho cuidado de no romperlas, dejando toda la crema en una parte. Ponemos la brocheta sobre la parte donde está la crema y ponemos un poquito de chocolate blanco fundido, volvemos a poner la tapa de la galleta (el chocolate hará como pegamento y volverá a unir la galleta, y hará que la brocheta no se salga). Dejamos que se seque.
  • Fundimos el chocolate blanco al baño maría y sumergimos las galletas en él, dejamos escurrir el exceso y dejamos secar. Podemos guardarlas en la nevera para ir más rápido.
  • Volvemos a fundir el chocolate que nos ha quedado y pegamos los ojos, el resto lo ponemos en una manga pastelera y hacemos las rayas sobre las galletas imitando el vendaje de las momias, y listo.


Notas:  
  • Quise hacer fotos del paso a paso pero no pude, así que os dejo un enlace de un blog estupendo por si teneis alguna duda, sólo teneis que pinchar aquí.
  • Para 9 galletas utilicé una tableta de chocolate de 180gr, me sobró un poco, pero teneis que tener en cuenta que para bañar la galleta trabajareis mejor si hay bastante chocolate, sino os costará cubrirla bien.






viernes, 24 de octubre de 2014

Quiche de calabacín y tomates secos


En casa nos gustan mucho las quiches, son perfectas para una cena y están riquísimas, además, puedes aprovechar y poner variedad de ingredientes, carnes, quesos, verduras, pescado..... de manera que siempre puedes hacerla diferente. Además, si teneis una cena en casa con familia o amigos podeis prepararla con antelación y dedicar el tiempo para otras cosas, ya que podeis comerla fría o caliente, igualmente está deliciosa.

La que traigo hoy lleva calabacín y tomates secos en aceite, además, he puesto leche evaporada en lugar de nata para hacerla más ligera, pero ya sabeis que podeis hacerla a vuestro gusto. La comimos caliente (recién hecha) pero la que sobró nos la comimos al día siguiente fría y estaba igual de rica.
En cuanto a la masa quebrada yo la compré en el super en refrigerados, pero podeis hacerla vosotros mismos, yo de momento no me atrevo a tanto, pero todo llegará.






Ingredientes:
  • 1 plancha de masa quebrada
  • Aceite de oliva
  • Sal / Pimienta
  • 1 calabacín
  • Media cebolla
  • 5-6 tomates secos en aceite
  • 3 huevos (yo los utilicé tamaño L)
  • 200 ml de leche evaporada (podeis sustituirla por nata líquida)
  • Queso rallado


Así lo hago yo:
  • Precalentamos el horno a 180ºC, mientras preparamos el relleno.
  • Lo primero que haremos será poner la cebolla picada a pochar en una sartén con un pelín de aceite. A continuación, añadiremos el calabacín troceado (con piel), y pasados unos minutos los tomates secos en aceite también troceados. Salpimentamos al gusto y reservamos.
  • Batimos los huevos con la leche evaporada, y añadimos la mezcla anterior escurrida del aceite que pueda quedar en la sartén.
  • Forramos un molde apto para el horno con la masa quebrada, pinchamos ligeramente con un tenedor y volcamos dentro el relleno. 
  • Introducimos en el horno a 180º con calor abajo, a media cocción añadimos el queso rallado y ponemos calor arriba y abajo, así cogerá un color dorado riquísimo. Dejamos reposar unos minutos y servimos.


Notas: el tiempo total que yo la tuve en el horno fue de 25-30 minutos, pero eso ya depende del horno de cada uno y de como os guste de cuajada, para comprobar que lo está podeis pincharla con un palillo o brocheta. 







sábado, 18 de octubre de 2014

Pechugas de pollo al vapor


Desde que tengo el blog me pasa que todo el mundo me pregunta si en mi casa se come todos los días así, supongo que me imaginan todos los días entre fogones y venga comprar, cocinar y comer.
Bueno, pues no, no siempre comemos así, la verdad es que en mi caso la mayoría de los días comemos ligero, menos el día que le dedicamos al blog.

Así que hoy he decidido que os voy a poner un ejemplo de lo que es un día normal para mi, y para ello aquí os traigo el "super menú al vapor deluxe", digo deluxe porque ese día rellené las pechugas cuando de normal no lo hago. No tenía pensado ni hacer fotos ni publicarlo pero al final me he animado pensando que así el que siempre se hace la pechuga a la plancha puede ver que se puede preparar de otras maneras y además rico. 
En este caso las he acompañado de brócoli y patatas también al vapor, pero podeis acompañarlo de una ensalada, verduras a la plancha, arroz blanco...., en fin, de lo que querais. Espero que os guste.





Ingredientes:
  • Pechuga de pollo fileteada (podeis usar pavo)
  • Jamón york (podeis sustituirlo por pechuga de pavo, jamón serrano ....)
  • Sal 
  • Pimienta
  • Brócoli
  • Patatas
 

Así lo hago yo:
  • Salpimentamos los filetes de pechuga y ponemos una loncha de jamón york, y desde una de las puntas vamos enrollando. Yo la envuelvo con film plástico y hago como un cilindro para que así quede más apretada, pero podeis pinchar unos palillos y listo.
  • Ponemos agua en una olla o cacerola y el cestillo para cocer al vapor (la suficiente para que no toque el cestillo ni los alimentos) y cuando el agua empiece a hervir añadimos las patatas peladas y troceadas y los rollitos de pechuga, dejamos 10 minutos.
  • Cuando pasen los 10 minutos añadimos el brócoli lavado y cortado en ramilletes, y dejamos 10 minutos más. Sacamos del cestillo y listo.


Notas: 
  • Yo lo hago en dos tiempos porque las patatas y el brócoli necesitan tiempos distintos de cocción, y me gusta que la verdura quede al dente, no me gusta que se me pase. De todas formas el tiempo lo dejo a vuestra elección, depende de cómo os gusten las verduras.
  • Como veis no he puesto sal a las verduras, me gusta ponerla al final.
  • Muy importante, si poneis el film como yo debeis tener mucho cuidado al retirarlo, podeis quemaros con el vapor.