jueves, 11 de diciembre de 2014

Mejillones empanados


Como pasa el tiempo, ya no queda nada para Navidad y seguro que ya estais todos metidos en faena, y yo sin poner ni el árbol de Navidad ni nada, como siga así cuando lo ponga sólo le va a dar el aire dos días y tengo que volver a guardarlo, en fin, espero no ser la única.
Os podeis imaginar que si todavía no he sido capaz de poner el árbol menos aún lo he sido de preparar recetitas de Navidad, si es que me daba la sensación de que aún quedaba tiempo, está claro que no sé organizarme.

En fin, aunque no he preparado nada espectacular para estas fiestas la receta de hoy puede serviros para el aperitivo, son unos mejillones fritos que están tan ricos que os comereis uno tras otro como si fueran pipas, espero que os gusten. No os pongo las cantidades porque creo que eso lo calculareis mejor vosotros según los que seais en casa, además, es una receta tan sencilla que sólo con ver las fotos ya se sabe qué hay que hacer.





Ingredientes:
  • Mejillones
  • Limón
  • Laurel
  • Huevo
  • Pan rallado o panko
  • Aceite


Así lo hago yo:
  • En primer lugar limpiamos bien los mejillones, raspando la superficie externa y retirando con un cuchillo las barbas. Los enjuagamos con agua fría y los escurrimos.
  • Los ponemos en una cacerola con un chorrito de agua, una rodajita de limón y la hoja de laurel, tapamos y dejamos cocer hasta que se abran (unos 3-5 minutos). Una vez abiertos separamos los mejillones de las conchas.
  • Batimos el huevo y vamos pasando cada mejillón primero por huevo batido y después por pan rallado, y los freimos en abundante aceite caliente. Los vamos dejando sobre papel de cocina para que absorba el exceso de aceite y listo, ya tenemos un estupendo aperitivo.


Notas: podeis utilizar mejillones congelados, así os ahorrais el engorro de tener que limpiarlos, y podeis servirlos en una brocheta con unos champiñones o con lo que más os guste.






sábado, 29 de noviembre de 2014

Salteado de setas y gambones


Lo reconozco, esta receta de hoy me encanta, aunque es normal, teniendo en cuenta que los ingredientes principales me gustan mucho, así que una ración de esto y un trozo de pan y encantada de la vida, ceno como una reina, no os parece?.

Las setas que he utilizado las compró mi marido en la frutería donde solemos ir, a él le encantan las setas y cuando vió esta variedad la compró para probar, pero ya sabeis, podeis utilizar la variedad que más os guste o que tengais a mano. 
Como no quería perderme el sabor de nada, simplemente he añadido puerro y ajos al salteado y nada más, pero si quereis podeis añadirle un par de huevos batidos, unos ajos tiernos o incluso una puntita de cayena.





Ingredientes (para 2-3 personas):
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 1 puerro pequeño
  • 2 dientes de ajo
  • Setas (las que veis en la foto pesaban 150 gr)
  • 250 gr de colas de gambón


Así lo hago:
  • Troceamos el puerro y lo pochamos en una sartén con un chorrito de aceite junto con los ajos laminados.
  • Añadimos las setas troceadas, ponemos una pizca de sal y salteamos un par de minutos, por último añadimos las colas de los gambones y damos unas vueltas. 
  • Servimos caliente.









viernes, 21 de noviembre de 2014

Bizcocho de chocolate y calabacín (sin huevos ni lácteos)


Hace tiempo que tenía pendiente hacer este bizcocho, seguramente muchos de vosotros ya lo conoceis y si no es así con deciros que la receta es de SandeeA de La receta de la felicidad os entrarán ganas de hacerlo rápidamente. En fin, tengo tantas recetas de ella guardadas que por alguna tenía que empezar.

El bizcocho está riquísimo, como dice SandeeA no se nota nada que lleva calabacín, sólo sabe a chocolate. En cuanto a la textura os diré que es un bizcocho muy denso, o al menos a mi me lo ha parecido, vamos que con un trocito tienes bastante aunque supongo que eso también va a gustos. Bueno, yo os lo dejo aquí por si os animais a probarlo, ya me contareis.





Ingredientes:
  • 300 gr de calabacín triturado con piel
  • 125 ml de aceite de girasol
  • 200 gr de azúcar
  • 250 gr de harina
  • 50 gr de cacao puro en polvo (yo Valor)
  • 1 cucharadita de levadura


Así lo hago yo:
  • Precalentamos el horno a 180ºC. Mientras, preparamos nuestro molde cubriéndolo con papel de hornear.
  • Lavamos bien el calabacín y lo trituramos (con piel incluida). Ponemos el calabacín triturado en un bol amplio, añadimos el resto de ingredientes y mezclamos. 
  • Vertemos la masa en el molde que habíamos preparado, alisamos la superficie y horneamos 20-25 minutos (en mi caso 25 minutos, podeis pinchar en el centro del bizcocho con una brocheta para comprobar que está hecho). Sacamos del horno y dejamos enfriar.


Fuente: La receta de la felicidad