jueves, 7 de enero de 2016

Tallarines de judias verdes gratinadas


Hola a todos, ¿qué tal fiestas?, espero que muy bien, con muchas reuniones con amigos y familia y sobre todo con muchas risas y regalitos. Ahora toca volver a la marcheta de todos los días, y dejar atrás las comilonas y los dulces, y como no, a pensar cuándo vienen las próximas fiestas, seguro que más de uno ya ha mirado el calendario y ha contado cuantos días faltan hasta las próximas.

En fin, de momento yo os dejo una receta muy fácil de hacer que además está riquísima. Muchas veces nos cuesta comer verduras o hacer que en casa las coman, pues esta receta es perfecta para esos casos, os aseguro que al que de normal le cuesta comer verdura le encantará este plato, en casa nos ha gustado mucho, es más, repetiremos. Así que ya me contareis.







Ingredientes:
  • Judias verdes frescas
  • Huevos cocidos
  • Salsa de tomate 
  • Bechamel
  • Atún en aceite
  • Pimientos del piquillo
  • Queso rallado


Así lo hago yo:
  • Empezamos cortando las judias en tiras finas, a continuación las ponemos a hervir con agua con sal unos 8 minutos, o hasta que las tengais a vuestro gusto, yo las dejé un poquito al dente. Las escurrimos del agua y reservamos.
  • Empezamos con el montaje en una bandeja apta para el horno. Primero ponemos una base de salsa de tomate, puede ser comprado o casero, evidentemente si lo teneis casero mejor. A continuación ponemos los tallarines de judias bien escurridos y el atún también escurrido de su aceite. Repartimos los pimientos del piquillo cortados en tiras o como más os guste y ponemos rodajas de huevo cocido.
  • Por último cubrimos con salsa bechamel y espolvoreamos queso rallado.
  • Introducimos en el horno precalentado a 180ºC durante 10-12 minutos, o hasta que veamos que queda dorado, ya sabeis que cada horno es un mundo y a cada uno nos puede gustar de una manera o de otra. Y listo. A disfrutar de un buen plato de verduras riquísimo que además se sale de lo de siempre, espero que os guste tanto como a mi.


Fuente de la receta: La cocina de lechuza. 








sábado, 26 de diciembre de 2015

Tartaletas de café y cacao


Hoy vengo con una receta dulce, fácil de hacer y riquísima. Personalmente me encantan los dulces individuales, es una manera de controlar que no sobre nada, en cambio cuando hago una tarta siempre me sobra y claro, hay que comérsela. Así que siempre que hago una tarta procuro que sea para una celebración o para llevar fuera de casa, así me evito seguir comiendo más dulce.
Con las cantidades que pongo a mi me salieron 8 tartaletas, si quereis más cantidad sólo teneis que doblar las cantidades.

Además, con esta receta participo en el concurso de Chocolates Valor (Chocolate challenge), si quereis podeis entrar en la página y ver la variedad de recetas que participan, seguro que encontrais ideas buenísimas. En fin, espero que os guste.





Ingredientes (8 tartaletas):
  • 1 base de hojaldre
  • 250 ml de leche entera
  • 1 rama de canela
  • La piel de medio limón
  • 50 gr de azúcar
  • 3 claras de huevo
  • 25 gr de harina de maíz (Maizena)
  • 1 cucharada de café soluble (en mi caso descafeinado)
  • 1 cucharada de cacao en polvo Valor
  • crocanti almendra
  • azúcar glass para decorar 


Así lo hago yo:

  • Ponemos a calentar la leche en un cazo con la rama de canela y la piel de medio limón, dejamos que infusione unos 10 minutos. Mientras mezclamos el azúcar con la harina de maíz y añadimos las claras de huevo. Mezclamos bien con unas varillas y poco a poco vamos añadiendo el café soluble y el cacao en polvo, sin dejar de mezclar para que no se formen grumos. 
  • Colamos la leche guardándonos la rama de canela para otra receta. Añadimos la mezcla que hemos preparado anteriormente y lo dejamos a fuego medio unos minutos, hasta que espese.
  • Precalentamos el horno a 180ºC y preparamos el hojaldre cortando discos del tamaño de nuestras tartaletas. Engrasamos con mantequilla las tartaletas y ponemos los discos, pinchamos con un tenedor la base para evitar que el hojaldre suba en exceso. Por último rellenamos con la crema de café y cacao y añadimos unas almendras.
  • Introducimos las tartaletas en el horno unos 15 minutos a 180ºC, hasta que el hojaldre coja un color dorado. Dejamos que enfríe y espolvoreamos azúcar glass para decorar.




jueves, 22 de octubre de 2015

Tarta de galletitas de limón


Bueno, pues ya estoy aquí, y además con una receta dulce para celebrar la noticia que dí en mi última publicación. Ya sé que me ha costado decidirme a publicar pero os aseguro que ha sido por falta de tiempo, ahora andamos como locos preparando la habitación del bebé y todas sus cosas, aunque bueno, seguro que os hareis una idea.

Esta tarta la preparé hace tiempo, viene muy bien cuando no te apetece encender el horno y además es muy refrescante, a mi personalmente me gustó mucho. La saqué del blog de María, Una pincelada en la cocina, tiene unas recetas increibles así que sabía que no podía fallar. 
No os he podido poner una foto del corte porque la tarta no nos la comimos en casa y no pude hacerle foto, pero os aseguro que estaba increible. En fin, no me enrollo más que con lo que me ha costado decidirme a publicar sólo me faltaba eso.







Ingredientes:

Para la base de la tarta:
  • Galletitas rellenas de crema de limón (yo he utilizado paquete y medio, reservando dos o tres para decorar)
  • 100 gr de mantequilla derretida

Para el relleno:
  • 4 hojas de gelatina
  • 300 gr de queso de untar
  • 300 gr de leche condensada
  • 1 yogur de limón
  • 3-4 cucharadas de zumo de limón


Así lo hago yo:

Preparación de la base:
  • Abrimos las galletas y quitamos la crema de su interior, dejando la crema en un bol y las galletas en otro. 
  • Como siempre que hacemos una base de galletas las trituramos hasta hacerlas polvo y añadimos la mantequilla derretida, mezclamos bien y extendemos en la base del molde. Reservamos en la nevera y seguimos con la preparación del relleno.

Preparación del relleno de crema de la tarta:
  • Ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría.
  • En un bol mezclamos el queso crema, la mitad de la leche condensada (la otra mitad la reservamos para más adelante derretir las hojas de gelatina), el yogur y el zumo de limón. Mezclamos bien hasta que quede una crema suave. Reservamos.
  • En un cazo ponemos la otra mitad de la leche condensada que teníamos reservada con la crema del interior de las galletas que quitamos, lo ponemos a fuego lento para que se disuelva bien y quede mezclado. Cuando lo tengamos retiramos del fuego y añadimos las hojas de gelatina escurridas para que se disuelvan.
  • Dejamos templar un poco y vertemos poco a poco sobre la primera crema que habíamos preparado (la que lleva el queso crema). Mezclamos.
  • Cuando lo tengamos vertemos en el molde sobre la base de galletas y guardamos en la nevera para que cuaje, mejor de un día para otro.
  • Para decorar rallamos 2-3 galletas con crema incluida sobre la tarta, o decoramos al gusto de cada uno. Una tarta riquísima.


Fuente de la receta: Una pincelada en la cocina.