martes, 28 de febrero de 2017

Flan de chocolate y almendra


Por fin toca postre, digo por fin porque sé que es lo que más os gusta, y además chocolate.

Hace tiempo que tenía pensado hacer un flan de chocolate, pero nunca encontraba el momento (con lo fácil que es). Pero al recibir la invitación de Chocolates Valor para participar en la 2ª Edición de Chocolate Challenge saqué el tiempo de donde pude y aquí lo teneis.

He utilizado una tableta de chocolate con almendras, pensé que estaría bien encontrarse los trozos de almendra al comerlo y tener un toque crujiente que nadie se espera. También he utilizado leche de almendras, pero podeis sustituirla por leche de vaca entera, lo dejo a vuestra elección.

Por cierto, si quereis ver las recetas que participan en el concurso y babear un rato podeis entrar aquí, seguro que tomareis nota de más de una.





Ingredientes (para 8 personas):
  • 1 litro de leche de almendras
  • 150 gr de azúcar
  • 100 gr de harina
  • 75 gr de mantequilla
  • 50 gr de cacao puro en polvo Valor
  • 120 gr de chocolate puro con almendras Valor


Así lo hago yo:
  • En primer lugar tamizamos la harina y el cacao en polvo. Añadimos el azúcar, mezclamos y reservamos.
  • Ponemos la leche en un cazo al fuego, cuando empiece a hervir lo apartamos del fuego y añadimos la mantequilla y el chocolate troceado. Removemos bien hasta que se funda. Vertemos la mezcla poco a poco sobre la harina y el cacao que teníamos reservado. Lo hacemos poco a poco y removiendo al mismo tiempo para evitar que se formen grumos. 
  • Cuando lo tengamos listo lo volvemos a poner al fuego (bajo-medio) sin dejar de remover, rápidamente veremos que coge consistencia cremosa. En cuanto empiece a hervir lo retiramos del fuego y rellenamos con cuidado nuestros recipientes. Dejamos que cojan temperatura ambiente y los guardamos en el frigorífico.
  • Servimos decorado al gusto, en mi caso con un poco de nata montada y cacao en polvo espolvoreado.
  • Un flan cremoso y delicioso, además te sorprenderá al encontrarte los trozos de almendras. Riquísimo.




jueves, 9 de febrero de 2017

Pastel salado de puerros y ajos tiernos


La de cosas que han pasado desde la última vez que publiqué, incluso hemos cambiado de año, pero bueno, aquí estoy.
El mes pasado mi niña cumplió un añito, eso es lo mejor que me ha pasado en mucho tiempo, ver lo preciosa que está y lo que va creciendo.
En cuanto al motivo que me tiene tan alejada del blog podemos decir que va mejorando, y que espero que poco a poco forme parte del pasado.

Por cierto, aprovecho para pedir disculpas a mis compañeras y amigas de otros blogs, aunque no os deje comentarios quiero que sepais que siempre que puedo paso por vuestras cocinas, y que tomo buena nota de todo lo que haceis. La verdad es que os echo mucho de menos. Un beso para todas.

En fin, vamos a lo que vamos, a la receta que me trae de vuelta. Es una receta sencilla, no requiere ni mucho tiempo ni muchos ingredientes y el resultado es riquísimo. Es un pastel salado de puerros y ajos tiernos, le podeis poner si quereis una base de masa quebrada y hacer una quiche, eso lo dejo a vuestra elección y a vuestro gusto. 





Ingredientes:
  • 3 puerros grandecitos
  • 1 manojo de ajos tiernos
  • 2-3 cucharadas de aceite de oliva
  • 3 huevos talla L
  • 250 ml de leche evaporada
  • Sal
  • Pimienta


Así lo hago yo:
  • Lavamos bien los puerros y los cortamos en rodajas finas. Troceamos también los ajos tiernos.
  • Ponemos en una sartén 2-3 cucharadas de aceite de oliva y salteamos los puerros y los ajos tiernos hasta que estén doraditos. Salpimentamos.
  • En un recipiente hondo batimos los huevos, a continuación añadimos la leche evaporada, una pizca de sal y pimienta. Mezclamos.
  • Añadimos a la mezcla de huevos los puerros y los ajos tiernos salteados y mezclamos bien.
  • Engrasamos el molde a utilizar (también podeis forrarlo con papel vegetal) y vertemos nuestra mezcla. Lo introducimos en el horno precalentado a 180º hasta que veamos que nuestro pastel está cuajado.
  • Nos esperamos a que se enfrie un poco y a disfrutar.









lunes, 10 de octubre de 2016

Tarta mousse de vainilla y ganaché de chocolate


Hola a todos. Hace varios meses que no paso por aquí, y no ha sido por dejadez o falta de tiempo. Seguramente muchos habreis pensado que estoy liada con la niña y que el blog ha pasado a un segundo plano, ojalá fuera ese el motivo.
En los últimos meses hemos tenido un grave problema de salud en casa, y he estado totalmente dedicada a mi familia. Así que ahora que estamos un poco más tranquilos es cuando he tenido cabeza para el blog.
Espero que con el tiempo todo quede en un susto y podamos volver a nuestra vida y a nuestra rutina, ya que justamente esto nos ha venido cuando más felices y más tranquilos estábamos.

En fin, tampoco quiero agobiar a nadie con temas tristes ya que este es un blog de cocina, así que hoy que estoy un poco más centrada y tranquila entro por aquí para traeros algo dulce.
Es una tarta que hice hace muchísimo tiempo y que la tenía pendiente por publicar. La verdad es que me ha venido bien tener fotos guardadas porque hace muchísimo tiempo que no cocino nada nuevo y por lo tanto no hago fotos. Menos mal que me acordaba de dónde saqué la receta porque con la memoria que tengo ni de casualidad me hubiera acordado ni de ingredientes ni de medidas.
La receta la tomé prestada del blog "Una pincelada en la cocina", Maria tiene unas recetas espectaculares y siempre que hago algo de ella sale bien, pero bueno, seguro que ya conoceis el blog.

Bueno, no me enrollo más y os dejo con la receta, espero que os guste y espero poder volver pronto con algo nuevo, os aseguro que no me olvido. Besos.






Ingredientes:

Para la base de la tarta:
  • 125 gr de galletas 
  • 70 gr de mantequilla
  • 1 cucharada de cacao puro en polvo

Para el relleno:
  • 300 gr de queso crema de untar
  • 300 gr de nata 35% materia grasa
  • 350 gr de yogur de vainilla
  • 90 gr de azúcar
  • 1 huevo
  • 6 hojas de gelatina
  • 1 cucharadita pequeña de esencia de vainilla
  • 4-5 cucharadas de leche (para disolver la gelatina)

Para la ganaché:
  • 200 ml de nata ligera para cocinar
  • 2 cucharadas de cacao puro
  • 3 cucharadas de leche 
  • 2 hojas de gelatina
  • 60 gr de azúcar


Así lo hago yo:

Preparación de la base:
  • Trituramos las galletas y le añadimos el cacao en polvo, mezclamos bien y le vamos incorporando poco a poco la mantequilla derretida. Mezclamos y lo introducimos en el molde, aplastando bien con una cuchara. 
  • Guardamos en la nevera mientras preparamos la tarta.

Preparación del relleno:
  • Lo primero que haremos será poner las hojas de gelatina a hidratar en agua fría. 
  • Montaremos la nata y la guardaremos en la nevera, y también montaremos la clara a punto de nieve reservando la yema.
  • En un bol mezclamos el queso crema, el azúcar, la esencia de vainilla, el yogur y la yema que habíamos reservado. Mezclamos todo bien hasta que quede una crema lisa sin grumos. Disolvemos las hojas de gelatina en 4-5 cucharadas de leche caliente y se lo incorporamos a la crema.
  • Por último le añadimos poco a poco la nata montada y la clara a punto de nieve. Y ya tenemos nuestra crema lista para el relleno, sólo falta echarlo en nuestro molde y guardar en la nevera unas horas hasta que cuaje.

Preparación de la ganaché:
  • Ponemos de nuevo las hojas de gelatina a hidratar en agua fría.
  • En un cazo a fuego lento ponemos a hervir la nata, el azúcar, la leche y el cacao hasta que espese un poco. Apagamos el fuego y le añadimos las hojas de gelatina escurridas. Mezclamos.
  • Por último lo colamos para evitar que pueda tener grumos y dejamos entibiar un rato, sin dejar de remover para que no se forme ninguna capa. 
  • Cogemos el molde de la nevera y vertemos la ganaché poco a poco sobre nuestra tarta y guardamos de nuevo en la nevera unas horas.
  • Y ahora sólo falta disfrutar de ella.


Fuente de la receta: Una pincelada en la cocina.